¿Cómo se pueden utilizar las hormonas vegetales en el entrenamiento?

Las fitohormonas, son las sustancias responsables del desarrollo y crecimiento de las plantas. Actúan en pequeñas cantidades y modifican células específicas.
Actualmente, muchos deportistas han recurrido al uso de fitohormonas en su entrenamiento buscando los beneficios que son capaces de aportar, como aumento de masa muscular, mejora del fitness y aumento de la libido. La gente ha encontrado en las hormonas vegetales importantes aliados para ganar masa muscular y desarrollar sus entrenamientos.
¿Tienes curiosidad por saber más sobre las hormonas vegetales y cómo pueden ayudarte en tus entrenamientos? ¡Así que sigue leyendo que te ayudaremos en esta tarea!

¿Qué son las hormonas vegetales?

Imagínese a una pareja de enamorados haciendo un corazón en un árbol, de aproximadamente un metro de altura. Entonces esta pareja se separa, y cuando uno de ellos va al lugar a extinguir, el árbol es tres metros más grande, pero el corazón está en el mismo lugar. En este proceso, podemos ver la acción de las hormonas vegetales y cómo crecen los árboles.
Como se mencionó anteriormente, las fitohormonas son las sustancias responsables del crecimiento y desarrollo de plantas y plantas. Actúan en la modificación celular de estos seres vivos.
Se encargan de hacer unos árboles enormes y frondosos y otros pequeños y sin tantas ramas. Actúan regulando la división celular y otros cambios de este tipo en las plantas, separándose en grupos de hormonas con funciones específicas cada una.

¿Qué grupos existen?

Los principales grupos de fitohormonas son:

  • ayuda;
  • citoquinina;
  • giberelina;
  • ácido abscísico;
  • gas etileno.

Estos principales grupos de hormonas vegetales tienen funciones específicas en las plantas y, según sus singularidades y destinos, actúan modificando la estructura y composición de las plantas. ¡Vamos a conocerlos mejor!

Auxinas

Las auxinas fueron una de las primeras hormonas vegetales estudiadas por el hombre. Son producidos naturalmente por plantas, pero también se fabrican en el laboratorio desde hace algún tiempo.
Su función principal es promover el crecimiento y elongación celular, que se produce en los extremos del tallo, en hojas jóvenes y semillas en desarrollo. Los tipos de hortalizas que se estimulan con auxina tienen una fuerte dominancia apical (lo que significa, en general, que son altas y resistentes), pocas ramas laterales y, en su mayoría, frutos sin semillas.
El estudio de las auxinas fue realizado a mediados de 1881 por nada menos que el científico Charles Darwin. Demostró que el ápice del tallo tiene mayor tendencia a crecer si es contrario a la dirección de la luz. Posteriormente, se observó que, cuando solo una parte de la planta se dirige hacia la luz, las auxinas existentes migran hacia la parte más oscura, promoviendo la curvatura existente en algunas plantas.
Otra función esencial de las auxinas en vegetales es promover la caída de hojas, flores y frutos, es decir, la separación de la estructura descrita del resto del cuerpo de la planta.

Giberelinas

Las giberelinas son un grupo de hormonas vegetales producidas por las hojas y los tejidos del tallo joven, en las semillas que están en proceso de germinación y en los frutos. Sus funciones son similares a las auxinas y también están relacionadas con el crecimiento de las plantas.
Esta hormona vegetal actúa sobre el rápido crecimiento del tallo debido a la división y elongación celular. Los tipos de plantas que tienen baja estatura física y ancho reducido tienen bajos grados de giberelina en su composición.

Citoquininas

Las citoquininas son un grupo de hormonas vegetales que actúan en subdivisiones donde hay una intensa división celular. Estas hormonas se encuentran en grandes cantidades en semillas que están germinando, en los extremos de las raíces y en frutos y hojas en desarrollo.
Su principal funcionalidad es actuar en la regulación del crecimiento de las plantas, normalizando su desarrollo según sus características, así como las especificidades edafoclimáticas de la región donde se encuentran.
Otra característica llamativa de las citoquininas es que, a diferencia de las auxinas, que promueven el crecimiento vertical, promueven el crecimiento lateral de las plantas, estimulando el desarrollo de las llamadas yemas laterales. Una de sus acciones que puede ser notable para los humanos es que actúan promoviendo la retención de sustancias como los aminoácidos dentro de las células, lo que contribuye a retrasar el envejecimiento.

Ácido abscísico

El ácido abscísico se promueve especialmente en las hojas y en los extremos de la raíz y el tallo. Su acción se diferencia de las otras especies de grupos de hormonas que se presentan, ya que frena el desarrollo de la planta, provocando la latencia de cogollos y semillas. Provoca el envejecimiento de las estructuras vegetales y tiene un comportamiento más destacado en períodos en los que la planta carece de más agua, como invierno y sequía.

Gas etileno

El gas etileno es el último de los principales grupos de hormonas vegetales. Su función principal es la maduración de los frutos y la promoción de la caída de las hojas. Es muy utilizado por comerciantes que buscan ese beneficio en su producción.

¿Cómo se pueden utilizar estas hormonas en el entrenamiento?

Los complementos alimenticios a base de vegetales están ganando mucho espacio entre los practicantes de ejercicio físico. Tienen como principal atractivo la capacidad de equilibrar las hormonas masculinas y femeninas. Algunos de los beneficios verificados de este tipo de suplementación incluyen:

  • equilibrio de las hormonas sexuales en hombres y mujeres;
  • aumento de la libido;
  • desarrollo de masa muscular;
  • combatir los efectos del envejecimiento, entre otros.

Algunos alimentos son ricos en fitohormonas, pero pueden manipularse y prepararse según la dosis requerida para cada individuo. Consulte con su nutricionista la dosis diaria de hormonas vegetales que puede incluir en su dieta.

¿Qué cuidado debe tener con ellos?

Es fundamental destacar que las hormonas vegetales son tipos de suplementación exógena y requieren, además de prescripción médica o nutricional, algunos cuidados.
Como cualquier tipo de compuesto, pueden presentarse reacciones adversas, especialmente en mujeres embarazadas y lactantes, ancianos y personas con problemas hepáticos y de coagulación. Por tanto, no olvides consultar con tu médico o profesional responsable de la indicación de la hormona vegetal qué tipo de ajustes o restricciones tendrá que sufrir el individuo durante el uso de estas sustancias.
Por eso, nos damos cuenta de que las hormonas vegetales pueden ser valiosos aliados en nuestros entrenamientos. Sus beneficios van desde aumentar la masa muscular hasta el equilibrio hormonal. Sin embargo, es fundamental que los indique un profesional sanitario y que se tenga cuidado en la administración para garantizar los resultados.
Si te gustó esta publicación y quieres saber cómo traer aún más beneficios a tus entrenamientos, ¡asegúrate de descargar nuestro e-book gratuito de nutrición deportiva!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *